lunes, 16 de diciembre de 2013

Pastel de arroz con leche.

San lunes, que bonito día, al menos para mi ya que es mi día libre. Suelo aprovecharlo para hacer los recados de la semana, alguna compra, citas médicas, e incluso ir a comer a algún restaurante un buen menú del día.
Pero hoy, comeré en mi casa, ya que tengo un postre buenísimo guardado en la nevera que sobro de ayer, domingo.
Prepare un postre ligero, muy fácil y riquísimo, receta de mi madre. A todos nos encanta y me gustaría compartirla con vosotros.
Es un pastel de arroz, de arroz con leche mas bien.
Así que aquí os dejo un dulce bueno bueno y fácil fácil.
Espero que os guste.

Pastel de arroz con leche :

Ingredientes ;

- 5 huevos
- 4 puñados de arroz
- 6 cucharadas de azúcar
- 1 litro de leche semidesnatada
- cascara de un limón
- 1 rama de canela
- azúcar para el caramelo




















Pasos a seguir ;

Pondremos en una cazuela el litro de leche, junto con el arroz, el azúcar, la cascara de limón y la rama de canela.



Todo ello a fuego fuerte, hasta que rompa a hervir. Una vez hirviendo, lo pondremos a fuego medio durante unos 25 minutos.
Hemos de tener mucho cuidado, ya que al hervir suele subir la leche y muchas veces se desborda de la cazuela, así que estaremos pendientes, y removiendo de vez en cuando, para que no se nos pegue la leche al fondo.


Lo tendremos 25 minutos, porque queremos conseguir que tenga cremosidad, que el arroz, este blando y meloso.
Una vez pasado ese tiempo, pasaremos la mezcla a un recipiente para dejar enfriar, sacando primero las cascaras del limón y la canela. A medida que se vaya enfriando, ira espesando.


Mientras tanto, haremos el caramelo. Pondremos en un cazo de 8 a 10 cucharadas de azúcar, a fuego medio para que se vaya derritiendo. No añadiremos ni agua, ni limón, no será necesario.


Una vez derretida el azúcar, dejaremos que se dore un poco, y cuando tenga color caramelo, lo echaremos en el molde que vayamos a utilizar para el pastel. Lo queremos duro, ya que al añadir la mezcla y ponerlo al baño maría, el caramelo con el calor se ira derritiendo, y empapando el pastel.
Como el molde tiene que ser hermético, yo utilizo una fiambrera redonda, la cual cierro y puedo meterla sin problema en el agua.
Repartiremos bien el caramelo por todo el molde con rapidez, ya que se enfriará y se quedara duro enseguida.


Cuando tengamos el arroz frío, batiremos los cinco huevos, y los añadiremos a la mezcla, uniéndolo bien con una varilla.


 Ya bien mezclado, lo echaremos al molde, el cual cerraremos herméticamente. Yo como el mío es antiguo, lo he forrado con papel de aluminio y film transparente, para que no entre nada de agua. Primero el film luego la plata y así una vez mas.


 Y listo, lo pondremos en una cazuela con agua, cubriédolo hasta la mitad, a fuego medio, y sin que deje de hervir el agua, durante 35-40 minutos.


Una vez pasado ese tiempo, lo dejamos enfriar en la nevera. Ya alcanzada la temperatura que queramos, aunque también se puede comer templado, desmoldaremos y ya lo tendremos listo para servir.



Vistoso y con una pinta estupenda.




Un bocado delicioso, cremoso y con un sabor suave. Os animo con ello amigos.

Feliz y dulce lunes, buen provecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada