jueves, 12 de diciembre de 2013

Lentejas con secreto de verduras.

Contando los días para el invierno, cada vez tenemos menos grados, aún con el sol asomando.
Y con este frío, apetecen platos calentitos, de esos de cuchara. Existen infinidad de ellos, pero yo me he decantado por un plato muy sencillo, de los de siempre. Un plato que nunca pasara de moda y que muchos de nosotros, pillamos a deseo.
Otros tantos, hacemos la misma receta que nuestra abuela, con variedad de verduras y a fuego lento.
Hoy os presento un delicioso plato de lentejas. ¿ Y por que con secreto de verduras ? pues porque lleva una cantidad importante de ellas, pero trituradas. Y es que se de muchas madres, que no consiguen hacer comer ni una cucharada de lentejas a sus hijos, y no por el tipo de legumbre, sino por la verdura, que en vez de pasarla, las dejan troceadas.
Así que os dejo aquí mi receta. Para mi, la mejor que he probado. Espero que os guste.

Lentejas con secreto de verduras :


Ingredientes para 5 personas :

- 5 puñados de lentejas
- una cebolla
- 1/4 de tomate
- 1/2 pimiento verde grande
- una zanahoria
- 3 dientes de ajo
- 1/2 puerro
- 2 hojas de laurel
- una cucharadita de pimentón dulce
- aceite de oliva
- sal
- 1500 - 1800 ml de agua



















Pasos a seguir :

Comenzamos con las lentejas. A mi me gusta la pequeñita, pero eso es a gusto del consumidor. Yo calculo las raciones por puñados, igual que con el arroz, así que hoy utilizare cinco puños de lentejas.
Las limpiamos mirando bien, ya que a veces suele aparecer alguna piedrita entre ellas.
Las pasaremos a un escurridor y las limpiaremos con un buen chorro de agua.



Y directamente, las añadiremos a la cazuela, en la cual ya estará empezando a calentarse el agua, en principio, a fuego medio. Pongo de 1500 a 1800 ml de agua, ya que a veces sobre la marcha, debemos de ir añadiendo mas. Yo suelo utilizarla toda, porque no me gusta que estén demasiado espesas. Pero eso cada uno podéis hacerlo como queráis, a vuestro gusto.
Continuaremos con las verduras, que sin complicarnos demasiado, limpiaremos, pelaremos y añadiremos a la cazuela en trozos grandes.
El puerro lo abriremos por medio para limpiarlo bien, ya que como sabéis, entre sus capas, suele tener algo de tierra.
Con los ajos, el puerro, el pimiento, la zanahoria, el tomate y la cebolla en la cazuela, solo nos quedaran por añadir las dos hojas de laurel seco ( a mi no me quedaba y lo he utilizado fresco ) y la cucharadita de pimentón dulce.


Añadimos la sal, y subimos el fuego hasta que hierva. Ya burbujeando, bajaremos el fuego para dejarlas cocer durante una hora, con cuidado de que no pierda el punto de ebullición.



Tras una hora, el aspecto será este.


Las verduras están listas para triturar. Yo siempre utilizo el pasapuré, ya que me gusta mas la textura que aporta, puesto que con la batidora queda demasiado suave.
Pondremos todas las verduras en el pasapuré y empezaremos a pasarlas añadiendolas al caldo.

Ya todo pasado, uniremos bien dando un par de vueltas, probaremos el punto de sal, y solo nos quedara emplatar.
Cuando esten en el plato, añadiremos un chorrito de aceite de oliva en crudo. También puede añadirse durante la cocción.
Podemos darle el punto de espesor que queramos. A los que os gusten mas espesas, añadiréis menos agua y viceversa.





¡ Y listo ! Ya tenemos nuestro plato. Completo, con un sabor excelente gracias a las verduras, al toque del pimentón y al laurel. Con muchísimas propiedades y alimento.
Un plato que no debería de faltar nunca en el menú semanal de nuestras casas.
Espero que probéis mi receta, y que os guste.
Bon appétit !!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada