sábado, 14 de diciembre de 2013

Hamburguesa de queso de cabra cremoso y cebolla con patatas chips al microondas.

Cuando se acerca el fin de semana, no se muy bien el motivo, nos suele apetecer una comida o cena diferente a lo que tomamos entre semana. Como fast food por ejemplo, pero eso si, casera. Pizzas, hamburguesas...
Quizás nos apetezca, porque estamos mas tranquilos, relajados...y porque durante la semana, hacemos comidas y cenas mas ligeras y claro, las cenas de viernes y sábado son sagradas y no suele faltar una buena hamburguesa, o una buena pizza.
Y como a mi me gusta cuidarme aunque sea comiendo fast food, pues la preparo yo misma en casa, y me ahorro unas cuantas kilocalorías y grasas, que en cualquier establecimiento de comida rápida me pueden servir de mas.
A parte, lo bueno de hacerlo tu mismo, es que puedes añadir los ingredientes que mas te gusten, o preparar algo sencillo y sabroso como una pizza, con queso, tomate, atún y orégano, por ejemplo.
Pero bueno, hoy, no toca pizza. La dejaremos para otro día, ya que os voy a presentar mi receta de hamburguesa deluxe. A ver que os parece.
3, 2, 1...comenzamos.

Hamburguesa deluxe con patatas chips al microondas :

Ingredientes para tres hamburguesas :

- 300 gr de carne picada mixta de cerdo y vacuno
- una cebolla mediana
- 2 dientes de ajo
- un trozo de queso de cabra cremoso
- una patata grande
- aceite de oliva
- sal





















Pasos a seguir :

Vamos a empezar pelando los dos dientes de ajo y la cebolla. Los ajos los picaremos todo lo que podamos para que nos queden finitos, y la cebolla la haremos en juliana.
Y en una sartén, lo pondremos a pochar a fuego medio, con un poco de aceite, para que la cebolla se nos haga despacio junto con el ajo, habiéndole añadido previamente la sal.



Cuando tengamos la cebolla a punto, podremos retirarla del fuego. A mi me gusta pocharla mucho, ya que tiene un sabor espectacular, pero hemos de tener cuidado, ya que se nos puede quemar muy rápido si no estamos pendientes, cuando ya este pochada.



A continuación, pondremos la carne picada en un plato y le añadiremos un poco de sal por todo, mezclándolo bien con las manos.
Ya unida la sal con la carne, le añadiremos la cebolla pochada y uniremos de nuevo con las manos.


Todo bien mezclado, cortaremos un trozo de queso de cabra cremoso en dados pequeños, y volveremos a mezclar bien.


La mezcla, quedara tal que así. La cual dejaremos a parte en un plato hasta que las demos forma.


Antes de formar y hacer las hamburguesas, haremos las patatas chips.
Con la patata pelada y bien seca, las tendremos listas para cortar. Podremos hacerlo de varias maneras, con un pelador ancho, con un rallador de patata...aunque yo me he decantado por el cuchillo.
Unas me quedaron mas finas que otras, pero no pasa nada, con mucho cuidado y un poquito de maña nos van a quedar estupendas. Es lo que tiene lo casero.
Ya partidas las láminas, las he colocado en un plato para hacer hamburguesas en el microondas que tenía en casa.
Probé en un plato normal también, pero si no tienes cuidado se pegan a la base y se pueden romper. Así que es mejor en un recipiente de plástico apto para el micro.
Las colocaremos unas al lado de otras, pero que no se monten, ya que sino se pegan y no quedaran como queremos.
Ahora pensaréis en la sal. Yo he probado, añadiéndoles la sal sobre ellas crudas, pero es mucho mejor añadírsela una vez estén hechas.

Y listo, metemos al micro durante 2:30 minutos a fuego medio. Siempre vigilando que no se nos quemen, ya que al ser tan finitas, se hacen enseguida. Si creemos que necesitan un poco mas de tiempo, las pondremos de medio minuto en medio minuto.
Cuando las saquemos del micro, las añadiremos un poco de sal por todas ellas y las pondremos sobre un papel en un plato para enfriarlas, ya que con el calor si se humedecen, pueden reblandecerse y no quedar crujientes. De esta manera el papel absorberá la poca humedad que pueden generar.

Ahora mientras se enfrían, seguiremos con las hamburguesas, haciendo tres bolas, y luego aplastándolas, dándoles forma redondeada.



Y solo nos quedara hacerlas al fuego. O bien en sartén, o en la plancha. Las pondremos a fuego fuerte y sin aceite, ya que las propias hamburguesas sacaran grasa.
Las tendremos en la plancha hasta que estén hechas.
Y ya estarán listas para comer. Con pan y demás condimentos riquísimas, pero yo las he puesto tal cual, con un poco de mayonesa y ketchup, para captar bien el sabor de la carne con el relleno.
Y este, es el resultado.






El toque que le da la cebolla y el queso es sublime, espectacular, le da una suavidad y un sabor exquisito. Incluso sin ninguna salsa están increíbles.
Os pido que las probéis, porque merece la pena hacerlas, es rápido y sencillo. Y mucho más sanas que las hamburguesas que podemos encontrarnos fuera de casa.
Y que deciros de las patatas. No tienen nada que envidiar a las patatas chips de bolsa. Crujientes y con un 0% de grasas añadidas. Un tentempié perfecto para acompañar o para picar a cualquier hora.
Así que aquí os dejo la receta de una sana y sabrosa cena.  ¡¡ Que maravilla !!


Espero que os guste. ¡ Buen provecho !




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada