lunes, 22 de septiembre de 2014

Kokotxas de bacalao al pilpil.

San lunes!!!!
Que fresquitos hemos amanecido hoy al menos aquí en el norte.
Pero vamos, que después de todos estos días de tanto calor y tanta humedad os puedo asegurar que se agradece.
Y es que eso de que uno nunca esta contento con lo que tiene es verdad. Si hace calor porque hace calor, y si hace frío porque hace frío... Pero jo, aquí en el norte tenemos tanta humedad, que cuando sale el sol nos agobiamos muchísimo. Y ya con el viento sur ni os cuento...
En fin...que si, que hoy llueve y se agradece vuelvo a repetir, pero dentro de dos días cuando no deje de llover mañana tarde y noche, me volveréis a leer protestando porque querré que salga el sol...
Aissss que no me aclaro ni yo vamos...
En lo que si me aclaro y a base de bien, es en las recetas que comparto con vosotros. Como la de hoy.
Hoy podréis disfrutar, de una tipiquísima receta de aquí. La sencillez de sus ingredientes y de su preparación, hacen de las kokotxas un plato de auténtico lujo.
Muy demandadas en restaurantes y mercados vascos, hoy os traigo la clásica receta para que todos podáis disfrutarlas en casa.
Es muy sencillo y muy rápido de preparar. Que no os de miedo el pilpil, porque mas fácil no puede ser.
Vamos allá.

Kokotxas de bacalao al pilpil.

Ingredientes :

- 1/2 kilo de kokotxas de bacalao frescas.
- un vaso de aceite de oliva
- 3 dientes de ajo
- sal



















Pasos a seguir :

Lo primero que debemos hacer para que nos salga un buen pilpil, es lavar las kokotxas con un poco de agua, y secarlas bien bien una por una.
Una vez secas, añadiremos un poco de sal en cada kokotxa por ambos lados, y las dejaremos que cojan la sal mientras preparamos los ajos.


Ahora, pelaremos los tres dientes de ajos, y los partiremos en láminas finas.


Una vez cortados, pondremos en una sartén amplia o cazuela baja un vaso de aceite a fuego medio, en el cual, añadiremos los ajos. Mucha gente, incluye guindilla también, pero si los niños comen, es mejor que no piquen, al menos yo lo hago así.


Una vez empiecen a bailar las láminas de ajo en el aceite, estaremos muy atentos de que se doren lo justito. Como bien sabéis enseguida se queman.


Ya tostados, los sacaremos a un plato con papel absorbente, para que escurran la grasa, y se queden crujientes.


El aceite, también lo pasaremos a un tazón para que se temple un poco.


Una vez tibio, añadiremos la mitad a la sartén o cazuela en la que hemos frito los ajos, que es la que utilizaremos para hacer las kokotxas.


Pondremos el fuego a temperatura media y antes de que este caliente, colocaremos las kokotxas con la piel para abajo.


Las despegaremos del fondo con ayuda de una paleta, para comenzar a moverlas.
Una vez despegadas, comenzaremos a mover la cazuela de alante a atras, o en movimientos circulares, lo que os resulte mas comodo.
Poco a poco, veréis como las kokotxas sueltan la gelatina, y empieza a ligar con el aceite.


Seguiremos moviendo, hasta que el pilpil se empiece a formar.
Cuando empiece a ponerse espeso, añadiremos el resto del aceite sin dejar de mover.


Cuando se una el resto del aceite, podremos darles la vuelta a las kokotxas, para que se nos hagan por el otro lado. Con cuidado de que no se rompan.


Después de unos doce minutos al fuego, apagaremos y retiraremos, para terminar de espesar la salsa.
Yo suelo pasar la cazuela a una tabla, para mayor comodidad.
Cuando el pilpil adquiera un espesor con aspecto a la mantequilla en pomada, estará listo.


Solo nos quedará añadir los ajos que teníamos en el plato, por encima de las kokotxas y servir.


Un plato de lujo que podemos preparar en pocos minutos.
Mirad que aspecto tiene...






Mmmm madre mia, esto si que es un plato de 10. Entiendo que a mucha gente no le gusten las kokotxas por su textura. Pero os aseguro que a los que nos gustan, este es un plato que nos apasiona.
No dejéis de prepararlas por miedo a que no os salga la salsa. El truco es secarlas bien una vez lavadas, y os aseguro que no tendréis problema. Triunfaréis seguro.
Pues nada amigos, me voy despidiendo. Voy a chupar charcos...que manera de llover!!
Espero que os guste esta receta, y la pongáis en práctica.
Me despido hasta muy pronto. Mil besos salados y feliz semana!!




TiTxEnFoOd.

10 comentarios:

  1. Autentico, exquisito, inconfundible por su sabor tan caracteristico, cremosidad de un pil-pil bien montado, es un autentica delicia, felicidades. Besos Eztizen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchiiiiiiisimas gracias!!!! me alegro de que te guste la receta. Es una de mis favoritas por lo rápido que se hacen, lo sencillo y lo buenas que están.
      Muchas gracias de verdad. Un beso.

      Eliminar
  2. quiero mi tupper y lo quiero yaaaaaaaaa dioosssss que ricoooooo jajajaja besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aii Masito, y si te digo que no sobro ni una!!! Pero la próxima vez ya te aviso y te mando unas pocas jajaja.
      Muchas gracias, un besazo!

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Titxen!! Pues yo no tenía ni idea de como se hacían las kokotxas, es más, creo que nunca las he probado. Me ha parecido muy interesante y lo has explicado super bien. ¡¡Hasta yo podría hacerlas bien con tus explicaciones!!, ja, ja. Besitos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel!!!Nunca las has probado? Bueno, pues debo de decirte que si te gustan las texturas gelatinosas, debes de probarlas. Tienen un sabor suave pero muy característico. Están deliciosas. Son un auténtico manjar.
      Me alegro de que te guste la explicación. Seguro que te salen buenísimas. Pruébalas, es súper sencillo de preparar un buen plato como este.
      Un besazo y muchísimas gracias como siempre.

      Eliminar
  4. No me extraña que estés contenta con el resultado..te han quedado de 10, vamos que yo me las comía todas y luego el pil-pil, pero se ha acabado el verano y no hay forma de quitarme un flotador que se ha quedado a vivir en mi cintura, jaaa jaaaaa, pero pensar en lo ricas que tienen que estar y babear es todo uno;))
    Besoss y feliz día!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aii Nines, no te preocupes mujer, que tienes todo el año para quitártelo hasta el próximo verano.
      Como digo yo, de vez en cuando comer un plato así merece la pena. Y si, llevan aceite, pero bueno al fin y al cabo es una grasa sana. Y si evitamos mojar pan, pues no pasara nada. Aunque debo decir, que es tarea bastante complicada...jeje.
      Muchas gracias por tu mensaje, me alegro mucho de que te gusten.
      Un besazo y feliz semana.

      Eliminar
  5. Claro que te entiendo, a todos nos pasa, si calor que queremos frío y al revés.
    El caso es que las kokotxas se ven para no dejar ni las migas.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alicia!!! Poco a poco se acerca el invierno...grrrr.
      En fin, lo importante aquí es lo que cocinamos, y me alegro de que te resulten apetecibles estas kokotxas. Un besazo grande y gracias de nuevo.

      Eliminar